martes, 23 de agosto de 2016

Suicide Squad. O del primer Joker de sangre azul


En algún momento había preferido dejar de hablar de las películas de super héroes gracias a que apareció una secta muy singular autodenominada ¨the geeks¨, que son igual de molestos que otra secta -afortunadamente ya prácticamente extinta- de aquellos que no podían ver una película basada en un libro sin tirar la estupidísima afirmación ¨Mae, no es igual al libro!¨ ….¿es en serio?








La secta de los geeks agarra la vara de andar afirmando cosas como ¨el comic dice…¨, ¨en el comic se hace así o asá…¨, ¨el personaje original en el comic es de tal forma¨. Estos son los mismos que hacen un burumbúm cuando alguien pone un adelanto de alguna película y lo mandan a dilapidar por hacer ¨spoilers¨ (porque claro, la experiencia estética de una película hace rato quedó restringida a la pura trama y línea de acción, de manera que si uno sabe de ante mano si Batman muere, entonces ya no hay razón para ver la peli –inserte ceja levantada sarcástica como por aquí). 
 

Anuncio pues, que yo soy del tipo espectadores que disfruta de ver y re-ver cintas una y otra vez aunque me las sepa de memoria, y bueno… que sirva esto como un breve disclaimer para que el lector que espere una lectura geek acerca de Suicide Squad abandone la lectura en este momento. Lo que voy a hacer es una lista de impresiones que cualquiera puede considerar mi top ten de pros y contras de la movie: 


1.       Estoy absolutamente seguro de tener uno de los primeros lugares entre esas tres cuartas partes de la población mundial que quedó enamorado de Margot Robbie después de The Wolf of Wallstreet, y que con Harley Quinn tuvo, más o menos, un ataque cardíaco y medio.  ˖


2.       Qué tuanis que la selección musical de una peli pueda por si sola generar todo un paralelo interpretativo. Una selección musical con personalidad propia: desde Sympathy for the Devil de los Stones, pasando por una nueva edición de la viejita You Don´t own me, hasta Bohemian Rhapsody y I Started the joke. Hace rato no veía una película con tan abundante pero satisfactorio contenido musical (quizás solamente Tarantino me complace tanto en este aspecto, y eso es mucho decir) ˖


3.       Harley Quinn y Deadshot se robaron el show, sin caer en una conversión iluminada desde la maldad hasta la bondad.  ˖


4.       La trama como tal se resuelve para el gasto, por decirlo así, pero ya deberíamos irnos acostumbrando a que el comercio de las películas de súper héroes se piensan con base en la película que sigue, en ¨la saga¨ y no necesariamente en la película en su unidad de obra. ˗


5.       Los diálogos y las imágenes están muy bien, fluidos, cortos, inteligentes en tanto que no moralizan a los personajes con puro discurso iluminado.  ˖


6.       En ésta misma línea, las escenas de peleas no se exceden en tanto efecto de bulto, sino que las peleas se distinguen, no como en las de los Transformers que pueden durar hasta 15 minutos con cosas volando aquí y allá y uno no sabe qué está pasando. Obviamente sigue siendo ciencia ficción, los efectos son necesarios, pero aquí no hay un abuso. ˖


7.       Vestuarios, maquillajes y personificaciones simplemente impecables, entendiendo claro está que representan personajes pensables, imaginables y hasta deseables. ˖


8.       Le vara de meter ejército y soldaditos y GI Joes para arriba y para abajo en estas cintas ya me está llegando a chocar. Es un recurso bastante agotado que debió haberse superado desde Watchmen con el célebre Dr. Manhattan que deja a todos los ejércitos como cucarachas bajo el zapato. ˗


9.       ¿Ya dije que Harley Quinn podría dejar de ser mi amor platónico si ella así lo decidiera? Es sin duda el punto más alto de la peli, un personaje que al igual que el Joker de Nickolson en su momento, vino a sentar el canon. Dificilmente alguien imagine de ahora en adelante otra cara para Harley Quinn. ˖


1.   La impresión más polémica de todas: estimado(a) lector (a), yo sé que todos adoramos a Jared Leto y reconozco que el intento que hizo le merece una segunda oportunidad, pero estuvo aproximadamente a una escena de destrozar para siempre a uno de mis personajes favoritos. Si bien es cierto sabemos que Harley Quinn se volvió loquita por nuestro Joker, y todos le agradecemos por ello, el Joker príncipe azul, con esa risita apagada, sin carcajadas y esa personalidad de caballero salvador, celoso, macho cabrío… es más propio del príncipe de Shrek que del Joker. La gran y, a mi juicio, única deuda de Suicide Squad fue semejante payasada de Joker.  ˗ ˗ ˗


En fin, no le hagan caso a nadie y si no la han visto, lléguenle!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Amigos de Literaturavecc