martes, 3 de julio de 2012

[de un tiempo para acá]


de un tiempo para acá
los días se han empezado a hacer pesados
y las horas ya no son momentos
como cuando me veía sentado
en pleno medio día
a esperar que me alcanzara la noche
y conversar
        con mi vino

de un tiempo para acá
me empieza a pesar
que el pasado se largara
con todo y esperanzas
más allá de mi miopía

de un tiempo para acá
sucede que duermo mucho más
pero soy más insomne que nunca
en una continuidad total
no entiendo como en medio de tantas partidas
aparezco enamorándome como un niño
         inocente
de un par de ojos nuevos
sin haber olvidado los anteriores
pero sin fuerzas para recordar
                       qué más da

de un tiempo para acá
las alegrías parecen durar mucho
menos
pero las tristezas también
                       me siguen cautivando
un par de chispas
aunque soy

de un tiempo para acá
un poco más débil
un poco más frío
un poco 
         menos

de un tiempo para acá
voy prefiriendo decir más
alegar a lo claro
o no decir nada
de todo lo dicho
sólo la ausencia me ha quedado

de un tiempo para acá
soy cada vez más brujo
cada vez más claro
cada vez más solo
ya mi sonrisa retórica
no provoca un llanto
y soy un poco más onírico
quienes me querían hoy se esconden
no queda más que permanecer
   como un recuerdo
       como un muerto
           o como un sueño
ese-ámbito-fantasmal
que es el único donde siempre estoy completo

de un tiempo para acá
tengo una mirada nueva
a cinco metros de distancia
que me provoca
y que jamás se atreverá
a rozar mi cuerpo porque

de un tiempo para acá
desde lejos se me nota
que soy cuando mucho una idea  
escondida en un cuerpo ausente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Amigos de Literaturavecc